Sociedad Anónima (SA)

Societate pe acţiuni (SA) – Sociedad Anónima (SA)

– el número de accionistas establecido por la ley es de al menos 5
– los fundadores pueden ser entidades jurídicas o físicas, tanto de Rumanía como del extranjero
capital social: al menos € 25.000 (o su equivalente en lei, al curso BNR del día de entrada)
– el momento de registrar la empresa, al menos un 30% del capital total deberá ser depositado y el resto se depondrá dentro de 12 meses
– el capital social está dividido en acciones que no pueden tener valor nominal inferior a 0,1 RON
– los órganos de dirección de la empresa son: la Asamblea General, los Administradores y el Comité de Auditoria Interna
– es obligatoria al menos una vez al año, la reunión de la Asamblea General Ordinaria
– la Asamblea General Extraordinaria podrá ser convocada siempre que sea necesario
– en la primera convocatoria de las Asambleas Extraordinarias de accionistas se requiere la presencia de los accionistas representando un 3/4 del capital social
– las decisiones de la Asamblea Extraordinaria serán validadas por una mayoría de al menos de una mitad del capital social
– para las convocaciones siguientes es necesaria la presencia de los accionistas que representen 1/2 del capital social y se decide con votación de los accionistas que representen 1/3 del  capital social
– la S.A. está administrada por uno o más directores designados por la Asamblea General de los Accionistas
– el Administrador Único o el Presidente del Consejo de Administración y al menos 1/2 del número de Administradores han de ser ciudadanos rumanos. Para poder designar ciudadanos extranjeros como Administradores es preciso estipularlo en el acta constitutivo
– los miembros de la Asamblea son designados sea en el acta constitutivo o por la Asamblea General
– los administradores son nombrados por un período de al menos 4 años
– para llevar a cabo el control financiero interno, se han de nombrar Auditores. Para ello, la empresa tendrá por lo menos 3 auditores y 3 suplentes.
– el Comité de Auditoria Interna está obligado a presentar informes al menos una vez al año a la Asamblea General
– para las sociedades anónimas que cierran sus balances en conformidad con las normas IRFS (International Financial Reporting Standards) y bajo la supervisión de un auditor de cuentas, el Comité de Auditoria Interna deja de ser necesario.